Bucear en invierno

Bucear en invierno

Llega el frío y parece que no es época para practicar el buceo. Pues bien, estamos equivocados. Bucear en invierno también tiene sus ventajas: aguas mas cristalinas, mejor visibilidad (debido a menor acumulación de particulas), distintos colores, diversidad de especies que en verano no podemos ver por que se alejan de la costa mar a dentro y vuelven con temperaturas mas bajas, y por supuesto menos aglomeración de gente tanto en los centros de buceo, como en el mar. Es temporada baja lo cual esto supone menos costes en el alojamiento etc.. Además, bucear en invierno te permite estar entrenado y no abandonar este deporte durante tantos meses hasta la llegada del buen tiempo.

Bucear en invierno

Tan solo hay que seguir ciertas pautas y consejos:

Lo primero que debemos hacer es proteger el cuerpo del frío, una de las partes del cuerpo por donde tenemos mas perdida de calor es la cabeza, en torno a un 40%, por lo tanto tendremos que ponernos una capucha para evitar esa gran perdida. Otra parte son las extremidades, sobre todo los pies, por eso es importante llevar unos calcetines de neopreno debajo de los escarpines. Debemos elegir bien el neopreno que nos pondremos para protegernos, que sea cómodo pero a la vez lo bastante grueso (7 mm mínimo), lo ideal es un traje seco o semiseco, incluso llevar alguna otra prenda debajo del neopreno no estaría de más (una lycra, chaleco térmico, shorty, etc..)

Una vez estemos bien equipados es importante hidratarnos bastante. La ingesta de frutos secos nos ayudará en el aporte calórico de hidratos y grasas que necesitamos. La buena forma física nos ayudará a combatir el frío. Entre inmersiones es importante mantenerse caliente, las míticas duchas de agua caliente es probable que nos produzcan aun mas frío a la hora de sumergirnos, es mejor taparnos con una prenda seca mientras tomamos alguna bebida azucarada (que nos ayudaran a eliminar el nitrógeno) y comemos algo que nos aportara energía para combatir el frío.

Bucear en invierno Las inmesiones deberán ser planificadas de forma diferente a las de verano. Debemos tener en cuenta que podrán ser mas cortas y menos profundas (ya que la compresión anula en parte los efectos térmicos del traje), e intentar no entrar en descompresión en ningún momento ya que el frío te puede llegar a tu cuerpo en cualquier instante. El aleteo debe ser lo mas relajado posible, ya que un gran esfuerzo físico reduce considerablemente nuestro calor corporal. Debemos evitar las corrientes, estas pueden conllevar una bajada brusca de temperatura en el agua. Ante cualquier evidencia de frío como calambres, temblores etc… lo mejor será dar por terminada la inmersión.

Siguiendo estos consejos disfrutaremos de esa fauna marina que solo podremos ver en esta época del año.

La verdad es que bucear en invierno, si las condiciones lo permiten, te dará la posibilidad de ver alimentarse a multitud de especies, debido a que las fuertes mareas y corrientes marinas atraen diversidad de alimentos, lo que hace de esto un espectáculo digno de ver.

No están nada mal estos motivos para ponerse el equipo y al agua ¿verdad?

Os dejamos un video donde se puede ver la inmersión que realizo nuestro amigo “Jani” en la grieta de Silfra en Islandia, visibilidad increible y una sensación única al estar buceando entre dos continentes y agua dulce.

 

Roberto Gomez
Buceador todoterreno!!



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…