Equipo pesado

Con este artículo completaremos el del Equipo ligero personal, para que tengáis sobre la mesa toda la información necesaria para que seáis capaces de determinar y elegir cada elemento de vuestro equipo de buceo personal a nivel recreativo-deportivo.

Podemos determinar que el equipo pesado lo componen: regulador, chaleco, botella y sistema de lastre. Y así como dijimos que una vez elegido el equipo ligero que nos resulte cómodo, este nos serviría para casi la totalidad de ocasiones en las que lo usemos, bien en piscina, o bien en el mar, en el equipo pesado esto ya no es así. La elección de cada elemento del equipo pesado debe realizarse con una atención meditada acerca de las técnicas y habilidades que se tienen como buceador, así como qué características van a tener las inmersiones que voy a realizar y cuánto pretendo bucear al cabo del año. Pues la mayor o menor habilidad para gestionar los diversos tipos de equipo, las condiciones de profundidad, temperatura, tiempo y tipo de inmersiones, así como la cantidad de inmersiones que se preveen, son factores determinantes a la hora de elegir el equipo más adecuado.

REGULADOR

  • Compuesto por primera etapa, segunda etapa principal, segunda etapa secundaria u octopus, manómetro y latiguillo para el chaleco. Las diferencias entre los más básicos y los de gama alta se irá traduciendo a medida que subamos de categoría, en mejor construcción, mejores materiales, mayor durabilidad, estabilidad y suavidad en el flujo respiratorio.
  • El latiguillo para el chaleco y el manómetro, son elementos sencillos que no requieren más atención que la de elegir buenos materiales que sean fiables y el gusto personal por el tipo de manómetro o consola a equipar. Es en la primera y segundas etapas, donde debemos poner toda nuestra atención.
  • Como recomendación principal, siempre será mejor que la primera y segundas etapas sean compensadas o sobrecompensadas. Pues otorgan una mejor construcción y técnica y proporcionan una presión intermedia estable que favorecerá un mejor flujo respiratorio.
  • Es importante tener en cuenta la profundidad y temperatura a las que se va a bucear, pues a altas presiones y bajas temperaturas, es recomendable un nivel de regulador elevado para que el flujo respiratorio sea suave y sin esfuerzo. Al igual que si se van a realizar muchas inmersiones a lo largo del año, pues no todos los reguladores asimilan igual de bien un uso intensivo. Para pocas inmersiones, a poca profundidad y en aguas templadas, nos van a servir casi todos los reguladores. Pero una cosa es cubrir las necesidades y otra que nos resulten cómodos y agradables.
  • Con respecto a la configuración, tenemos la clásica recreativa de una primera etapa, una segunda principal de latiguillo corto y una segunda secundaria u octopus de latiguillo más largo, con posibilidad de fijarlo en el chaleco o en el cuello con un collarín. Por otro lado, tenemos una configuración algo más técnica, con dos primeras etapas, una segunda principal de latiguillo largo y una segunda secundaria de latiguillo corto fijada al cuello con collarín o bungee. Esta configuración también puede realizarse con una sola primera etapa. Dos primeras etapas, con una segunda etapa conectada a cada una, siempre nos van a proporcionar el doble de seguridad y es la configuración más preventiva de todas. Para elegir configuración, lo mejor es encontrar con la que uno se encuentre más cómodo y seguro.
  • Se elija lo que se elija, la recomendación es que siempre sea un equipo adecuado a nuestro nivel, a las inmersiones que se van a realizar y que la configuración sea lo más recogida y limpia que se pueda, sin codos, ni latiguillos sobrantes o salientes de nuestro cuerpo.

CHALECO

  • Los diversos tipos de chaleco que podemos encontrarnos son:
    • Chaleco recreativo: Con vejigas de aire detrás y delante.
    • Chaleco semi-ala: Con vejiga de aire sólo detrás y solapas delanteras con sistema de lastre extraíble.
    • Ala monobotella y bibotella: Con vejiga de aire sólo detrás y delante sólo el arnés.
  • El chaleco recreativo es el que se usa para el curso Open Water en la escuela. Es sencillo de manejar y de fácil asimilación en su comportamiento. Entre los de gama básica y los de gama alta, la diferencia estará en la calidad de construcción y materiales, la diversidad de anclajes y ajustes que podamos hacer y la comodidad.
  • El semi ala cambia considerablemente la flotabilidad con respecto al recreativo estándar al equipar vejiga de aire sólo detrás, que nos facilitará mantener la horizontalidad, pero exigirá mayor técnica para el resto de movimientos. Las solapas delanteras tienen posibilidad de equipar bolsillos y sistema de lastre extraíble, pero su reducido tamaño disminuyen mucho el volumen delantero con respecto al chaleco recreativo estándar, lo que puede resultar mucho más cómodo.
  • Las alas, ya sean para monobotella o bibotella, son un simple “donut” con un arnés. Total libertad en la parte delantera al tenerla completamente despejada y prácticamente misma situación que el semi ala, con respecto a la flotabilidad. El arnés puede ser ajustable o una simple cincha continua. Al equipar un ala deberemos tener en cuenta que al no llevar bolsillos, a la hora de llevar elementos de equipo adicionales como boyas deco, carretes, libretas, linternas, máscara de respeto, etc… deberemos disponer de otro tipo de recursos, como por ejemplo un pantalón con bolsillos. Pues llevar elementos colgando del arnés, no nos parece lo más recomendable y va en contra de nuestra filosofía de equipamiento limpio y recogido.

SISTEMA DE LASTRE

  • El lastre lo podemos llevar integrado en el chaleco, en un cinturón o en bolsillos anclados a la cincha de la botella.
  • Lo importante es que nos resulte cómodo y que lo podamos soltar rápidamente si lo necesitamos.

BOTELLAS

  • Los diferentes tipos de botella que nos podemos encontrar son:
    • Material: Acero o aluminio. En las de aluminio, la diferencia de peso entre llenas y vacias es mayor que en las de acero, por lo que debemos prestar atención al lastre que equipemos, para que no nos resulte escaso al final de la inmersión.
    • Grifería: Monogrifería, o doble grifería para equipar dos primeras etapas.
    • Capacidad: 10L, 12L, 15L…
  • Lo importante siempre será que la botella está en buen estado, con una presión mínima de 180 bares y de una capacidad adecuada a mi consumo y a la inmersión que se va a realizar.

Para finalizar, e igual que dijimos en el artículo del equipo ligero, disponer de un equipo pesado personal, que conozcamos bien, con el que nos sintamos cómodos y seguros es un beneficio insustituible que redoblará nuestra seguridad y disfrute bajo el agua, por lo que recomendamos no escatimar esfuerzos en su confección y configuración.

 

Víctor Díaz del Río González
Instructor de buceo



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
De Víctor Díaz del Río González Bautismo de buceo Buceo recreativo