alvaro - Curso de open water

Mi primer paso como buceador

Hace ya tiempo que deje atrás mi primer bautismo de buceo, aun recuerdo aquel niño de 14 años, que nervioso y apasionado, salió del agua con todo ese equipo que ni siquiera sabia como se llamaba. Ya desde aquel día, sabía que me apasionaba el mundo del buceo.

Hoy ya tengo 20 años y un sueño por delante, se que la vida cotidiana no es lo mío, lo mío es viajar, ver cosas que poca gente puede ver, sentir la adrenalina como si fuese mi propia sangre y he encontrado en el buceo esta necesidad capaz de saciarme.

Y así es como con un poco de esfuerzo, voluntad y muchísimas ganas, me inscribí en el curso “OPEN WATER DIVER”.

Ha sido muy emocionante, en las primeras clases, conocer todo el equipo, saber para que se usa cada parte de el, cuidarlo y que poco a poco, todo ese lio de cosas, acabase usándolo como si fuese ropa normal y corriente, sin ningún tipo de complicación para mi, pero no todo era conocer el equipo, también entrenar en la piscina durante 5 días con verdaderos profesionales instruyéndome, acostumbrarme a posicionarme como un buzo profesional, hacer ejercicios: llenado y vaciado de mascara bajo el agua, quitarse y ponerse la segunda etapa del regulador, encontrar la segunda etapa bajo el agua, quitarse y ponerse el equipo en el fondo, volar..

En cuanto al agua, me gustaría decir que poco a poco me fui integrando y acostumbrando a ella, pero la realidad es que yo desde siempre me he sentido como si el agua fuese mi hogar, siento que yo la respeto a la vez que ella me respeta a mí.

¿Lo más emocionante de mi curso y experiencia?

Alvaro - Opinion Curso de open water - nuevo buceadorSin duda el viaje a cabo de palos para examinarme, recuerdo que la noche que íbamos a salir, no pude dormir, no de miedo, si no de emoción. Después de esa noche, 4 horas de viaje, llegar y dar nuestros datos; y preparar el equipo, llego el momento, de repente me vi en la lancha, navegando a toda velocidad junto al resto de buceadores, hasta cala fría, no podía estar mas nervioso, pero, fue sentarme en el borde de aquella lancha, y según pedí “AGUA” al patrón, y me dio permiso, todos los nervios desaparecieron, me deje caer en el agua, y sentí como si volviese a casa después de mucho tiempo. He de decir también que “DIVERSION DIVERS” me ayudó muchísimo a la hora de tranquilizarme, ayudarme con todo el equipo, instruirme, en definitiva, siempre estaban a mi lado para cualquier cosa.

Ahí abajo, nada es igual a lo que conocemos, sentía que podía volar entre todas aquellas rocas, erizos, plantas marinas, estrellas de mar; o poder nadar con bancos de cientos de peces que se acercan como niños pequeños a curiosear y ver que era yo, atravesar una cueva marina o llegar a amplios arenales donde hacer todos mis ejercicios. En definitiva, estaba en otro mundo paralelo, estaba en mi mundo.

Al terminar aquel viaje, sentí 2 cosas, alegría por haberme titulado y pena por volver de nuevo a Madrid, pero no sin hacerme una promesa a mi mismo:

Volveré para ser buceador profesional.

 

Alvaro Pizarro
Alumno Open Water Diver



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,40 de 5)
Cargando…
De Carlos González Gurrea Open Water Diver